Para las más tímidas, la lencería también se puede comprar por internet

Quiero compartir con vosotras un descubrimiento que hice unos días, con motivo de San Valentín. Se trata de la tienda de lencería online Lencería Paqui. Seguramente os estéis preguntando qué hay de especial en ello. Pues bien, que soy una tímida y me cuesta mucho comprar este tipo de artículos.

Yo llegué a ella, como os decía, con motivo de San Valentín. Quería sorprender a mi novio poniéndome algo con lo que me viese sexi, pero la verdad es que me daba un montón de palo ir a una tienda de ropa interior y pedirlo así tal cual. Quizás esté llena de tabús y complejos, pero me sentía incómoda. Supongo que es como esa sensación que te entra cuando vas a comprar condones, y más si vives en una ciudad pequeña, como es mi caso, que si no conoces al farmacéutico seguro que el cliente de al lado que va a recoger sus recetas es conocido por algo.

shutterstock_242733913reducida

En fin, pues lo dicho, yo quería lencería sexi y no me atrevía a comprarla. Aparte, además de ser tímida estoy algo metida en carnes, y pedir algo sexi cuando de por sí no tienes un tipazo para incluso querer dártelas de algo que no eres y te sientes juzgada por la dependienta, si lo es, porque a mí ya me ha pasado lo de encontrarme a un hombre vendiendo y que la experiencia me resultase todavía incómoda. Sí, soy mujer y tengo estos pensamientos, como lo de buscar una mujer ginecóloga en lugar de un médico, o preferir que los pinchazos en el culo me los haga una enfermera o doctora en lugar de un chico.

Pues visto que no era capaz de salir de casa y que con mis carnes tampoco me podía meter en la web de la típica tienda de lencería para todos los públicos porque no tienen mi copa, empecé a navegar por internet hasta llegar a la web de Lencería Paqui, que me encantó por la cantidad de cosas que hay para elegir y especialmente porque tienen todo tipo de tallas y lencería para todos los gustos, para estar cómoda, hacer deporte e incluso verte sensual.

A lo mejor algunas de vosotras ya conocéis esta empresa fundada en 1984 que cuenta con tiendas físicas en Leganés y Alcorcón (Madrid). Su apuesta por diferenciarse, por transmitir sensibilidad femenina, calidad, confort, y por reforzar su imagen en presentaciones rebosantes de fantasía hace de Lencería Paqui una tienda única e imprescindible en nuestro panorama de moda íntima donde.

En esta tienda son especialistas en copas, trabajando con una amplia gama de marcas, como la de los afamados sujetadores Chantelle o la conocida Golden Lady, teniendo todo lo necesario para sentirnos cómodas y sexis al mismo tiempo.

Yo estoy encantada con esta tienda. Si tenéis algo de volumen o michelines, seguro que conocéis esa sensación de ponerte una braguitas y que te salga carne por arriba, o la de encontrar un sujetador que te vaya bien de copa pero no te cierre por la espalda, o incluso que te cierre pero que la copa sea demasiado grande o el diseño parezca más propio de una abuela.

Me ha hecho tan feliz este descubrimiento que, de hecho, aparte del pedido que hice por San Valentín para poner a cien a mi novio, ya he solicitado también unos sujetadores muy cómodos para ir a trabajar y que no se transparentan ni se marcan si nos ponemos una blusa blanca. Es un gusto poder encontrar todo tipo de tallas sin problema y encima recibirlas en casa directamente si tener que pasar el trago de explicarle a la dependienta que quieres algo sensual o que tus pechos son demasiados grandes y no cabes en una talla normal.