Ahorro en el consumo de iluminación

1) Cambiar las lámparas y bombillas.

Elegir lámparas led (como las que se utilizan para el cultivo) y lámparas modernas con bombillas de bajo consumo.

2) Reducir la potencia eléctrica contratada.

Si optamos por esta medida, debemos conocer primero cuál es la demanda eléctrica de nuestro hogar, ya que si contratamos menos de lo que realmente necesitamos, nos podemos encontrar con carencias en el suministro en momentos poco convenientes.

Debemos hacer un inventario de la cantidad de electrodomésticos que utilizamos en casa y de la potencia que requieren: lavaplatos, secador, horno, vitrocerámica, televisión, ordenadores… Para ser totalmente consciente de la potencia que necesitamos. Así podemos establecer si podemos permitirnos bajar la contratación o, por el contrario, si para ahorrar quizá es mejor opción disminuir el consumo superfluo o prescindible de algunos electrodomésticos.

light

Por ejemplo, la nevera, el ordenador, la lavadora y la televisión consumen 3,350 W cuando están encendidos a la vez. Si esta fuera la potencia total que necesitas, la contratación de un servicio de 5’75 kw sería un gasto que podríamos reducir.

3

Comprar un contador instantáneo e instalarlo en el cuadro eléctrico de la vivienda.

En realidad no se trata de instrumentos de medición precisa, pero sí nos sirve para hacernos una idea del consumo aproximado y no llevarnos sorpresas con la factura. Así, además, podremos comprobar que incluso sin tener ni una bombilla encendida el consumo será muy lejano de cero.

4) Disminuir el consumo “fantasma”.

Hay aparatos que consumen, aunque no estén en uso, por el mero hecho de estar enchufados, como los aires acondicionados, las bombas de calor, los radiadores eléctricos… Decidir qué aparatos se quedan enchufados y cuáles no ya es decisión de cada uno.

El electrodoméstico que más consume es la nevera, pero obviamente no es de este aparato del que vamos a deshacernos. La mejor manera de ahorrar es utilizar programas más rápidos para el lavavajillas o la lavadora, y bajar también el brillo de la pantalla del televisor o el ordenador.

Deja un comentario