La cerámica, una opción para decorar

Jugar con cerámica es todo un arte que mucha gente, por desgracia, desconoce. Gracias a ella se pueden elaborar productos útiles y decorativos, que conviertan nuestro hogar en un lugar moderno y con un toque personal que nos defina. La variedad de artículos que podemos construir a través de un elemento como la cerámica es amplísima y, aunque no se maneje su modo de fabricación, ahora podemos ser partícipes de ella.

Uno de los artículos que se encuentran dentro de esa variedad son las piezas de cerámica traslúcida, que en mi caso siempre me han gustado como elementos decorativos. Existe la posibilidad de que estas piezas sean diseñadas por nosotros mismos, con dibujos o figuras. De ahí que podamos ser partícipes de su fabricación.

Esto nos permite tener una pieza totalmente única y que represente muchos de nuestros sentimientos. Pero para ello es necesario encontrar una entidad que tenga experiencia en su construcción y que lo haga de una manera profesional. En este sentido, hay muchas personas que se sienten afortunadas gracias a una página web como www.ceramicaparaarquitectura.com, que es en la que confío para este tipo de cuestiones.

¿Cómo obtener una de estas piezas de cerámica traslúcidas?

La primera vez que visité dicha página lo hice por recomendación de uno de mis mejores amigos, Ramón, que había terminado muy contento con unas celosías que había adquirido. Simplemente decidí entrar a mirar qué tipo de productor ofertaban, por curiosidad, pero cuando vi las piezas de cerámica traslúcidas que además podían ser diseñadas por uno mismo me enamoré.

Yo quería una pieza que tuviera el escudo del equipo de fútbol de mi municipio. Y pronto me di cuenta de que eso era posible a través de los profesionales de esa empresa. El primer paso que tenía que dar era el de conseguir una imagen digital con una buena resolución, algo que no me fue muy difícil porque en mi ordenador personal disponía de tal elemento.

A partir de esa imagen se desarrolla el resto del proceso. Una vez que la envié a través del formulario que hay en la página, se realizaron las pruebas de color y de resolución de la misma, en las que yo estaba presente. Me comentaron que era imprescindible que así fuera porque querían dotarme del producto exacto que deseara. La verdad es que esto me sorprendió gratamente, puesto que muchas de las personas que se dedican a un negocio como este no permiten tantas facilidades ni un trato tan cercano.

Finalmente, tocaba realizar la impresión, adecuarlo al formato y enviarlo al lugar que yo les indicase. Cuando me entregaron la pieza en mi propia casa, observé la obra de arte que tenía ante mí. El artículo estaba muy logrado, el escudo no solo era perfectamente reconocible sino que además era idéntico al oficial. Tenía un artículo de primera calidad sin lugar a dudas.

Llamé a Ramón para comentarle como había ido todo y agradecerle, de paso, el que me hubiera recomendado Cerámica para Arquitectura. Cuando contacté con él, insistió en que le gustaría venir a mi casa para ver cómo había quedado mi pedido. Acepté y al día siguiente mi amigo pudo ver mi adquisición. A él no le sorprendió en absoluto la calidad de la pieza, y comentó que sabía que era posible que con esa empresa se lograran resultados así.

La verdad es que para mí, y aunque pueda parecer una tontería, tener esta pieza tan bien diseñada y elaborada, es algo muy significativo. En el equipo de fútbol del municipio jugó mi padre cuando era joven, he jugado yo hasta hace muy poco tiempo y en los próximos años lo hará mi hijo, que actualmente se desempeña en la plantilla de los juveniles. Cuestión de sentimientos.