Pinta tus paredes como un profesional

Si tienes pensado pintar las paredes de tu casa o de cualquier lugar, me gustaría que prestaras atención a estos consejos que te voy  a dar. Yo recientemente pinte mi casa de verano y con estos trucos he logrado que todo el mundo me dé la enhorabuena. Si quieres dejar unas paredes de profesional, toma nota. Lo primero que te recomiendo es que compres la pintura en Multipinturas, que son especialistas en todo tipo de pinturas, desde pinturas para piscinas de poliéster o de hormigón hasta la pintura chalk Paint o pintura para metales.

Una vez que estés en su web, tómate tu tiempo para encontrar el tipo de pintura para tu proyecto, aparte de estudiar marcas para encontrar una de buena calidad. La calidad y el tipo de pintura es tan importante como el color para lograr un buen resultado.

Brochas buenas

Si necesitas nuevas brochas o rodillos, escoge unos de buena calidad. No escatimes en gastos, porque no es la primera vez que una brocha provoca que a la hora de pintar las paredes quedan grumos y se nota perfectamente que no queda liso.

Un consejo a seguir en cuenta es que no pintes en días de mucho calor. Ten cuidado porque este verano se antoja muy caluroso. Recuerda también abrir las ventanas, no solo para que la superficie seque muy rápido, pero para ventilar los fuertes olores. Usa pintura baja en VOC‘s si quieres una opción con menos químicos y olores.

Iluminación

Ojo también a la iluminación. Una buena  te ayudara a ver partes que no se hayan cubierto bien de pintura y otros errores, aparte que podrás apreciar mejor el color que escogiste. Abre las ventanas y pinta en el momento del día que este más iluminado, para apreciarlo de mejor forma. Trabajar de noche no es una buena idea, en la mayoría de casos,  el día siguiente te arrepentirás cuando empieces a observar la pared. Tengo un claro ejemplo con mi hermano, que lo hizo por la noche, y provocó un desastre total.

Hay que dejar las paredes limpias. Si las paredes están limpias, la pintura se adherirá mejor. Usa una mezcla de agua tibia y jabón de lavar platos para dejarla como el jaspe. Con una esponja, limpia todas las paredes de arriba a abajo. Deja la superficie secar completamente antes de comenzar a pintar.

Brocha en mano

Una vez que te pongas brocha en mano, píntalo primero, y luego las partes más altas de la pared. Si es posible, trata de pintar de arriba abajo sin parar en el medio. De esta manera no caerán gotas en partes que ya se han pintado. Y no se te olvide usar cinta de pintor, pues lograrás un mejor trabajo con ella. Además podrás pintar más rápido, sin preocuparte tanto por los detalles. Y ojo, cubre los interruptores que no puedas quitar, el borde del piso y el del techo, si no lo piensas pintar.

Un truco muy bueno a la hora de decorar con referencia a viviendas que disponen de techos muy altos y se prefiere dar una visual más coherente con el espacio. Sería pintar el techo con dos tonos más oscuros que las paredes. La utilización de los acabados en brillo, preferentemente úsalo sólo en el baño y la cocina, tendrás una sensación de limpieza e higiene, y la terminación en mate, para el resto de la vivienda. No te olvides de que el color depende luego del estado de ánimo.

Espero que estos consejos te sirvan de ayuda si decides ponerte manos a la obra.