Regalitos para comunión

¿Alguien sabe de dónde viene la tradición de ofrecer detalles a los invitados de bodas, comuniones y eventos en general? La verdad es que si me paro a pensarlo no lo entiendo demasiado porque, hasta cierto punto, puedo comprender que alguien quiera regalar un pequeño recuerdo a los invitados para que guarden en su memoria ese día. Ejemplo de ello podría ser la típica fotografía del niño/a de comunión. No es que esté muy de acuerdo pero al menos puedo comprender el motivo. Ahora bien, que se regale una pulserita, un espejito o un bolígrafo no me entra demasiado en la cabeza.

Mi sobrina cumple 9 años dentro de unos meses y, como manda la tradición católica, comulgará este año próximo rodeada de sus familiares y amigos más cercanos. Más que por creencia de sus padres o de ella misma, lo hace por sus abuelos así que gran parte del costo del evento corre a cargo de los mismos. Personalmente soy de las que piensa que si tienes fe y quieres comulgar no es necesario montar un banquete oficial como si se tratara de la boda de la infanta pero como parece que es lo que “se lleva” y que mis padres, los abuelos de la niña, quieren pasar por el aro pues yo no me meto. El problema es que mi madre y abuela de la criatura no está para muchos trotes ya, mi hermana además de ir hasta arriba con el trabajo cuida también del pequeñajo de la casa y mi cuñado también tiene lo suyo y eso significa que sólo quedo yo para encargarme de los detalles. En otras palabras, que soy la que siempre acaba pagándolo todo (metafóricamente hablando).

shutterstock_406383424reducida

El gran evento del año

Estoy mirando varias fincas para la celebración, porque la familia quiere que se haga al aire libre y en un sitio donde los niños puedan jugar a gusto. También he mirado en un par de tiendas de vestidos de comunión para fijar una cita e ir con mi hermana y mi sobrina un sábado para que se vaya probando algunos, pero lo que no me esperaba, por nada del mundo, es que me preguntara mi madre si ya había elegido los regalitos para los invitados… Vamos a ver, yo había pensado que, como mucho, podía hacer bolsitas de chucherías para los peques pero ¿regalitos también para los adultos? Yo creo que esto se nos va de las manos…

He leído que los detalles que se dan a los invitados son similares a los que se dan en una boda y he leído un artículo del ABC donde hablan de los típicos recuerdos de boda pero a mí no me gustan demasiado. El que más gracia me ha hecho son las sombrillas para el sol, pero más que nada porque me parece algo original no porque vea necesario hacer ese regalo a las “damas” del evento, y lo de regalar peladillas no lo veo porque hay muchas personas, yo misma, a las que no nos gustan.

Al final lo que voy a hacer es pensar con la cabeza, y si hay que regalar algo pues, al menos, que sea económico. Por eso he optado por esta tienda online de detalles de comunión baratos para buscar el regalito decisivo. Ahora mismo estoy indecisa entre la linterna de dinamo y la figurita de la niña de comunión. La linterna me gusta porque me parece utilizable, algo que puede servir a todos y cada uno de los invitados, y la muñequita porque lleva una pinza en la que se puede enganchar una foto de la homenajeada. Ahora bien, me da en la nariz que mi madre estaría mucho más feliz con ese regalo que con la linterna así que… no hay mucho más que pensar.