El reloj, un complemento que dice mucho de nosotros

Una de los objetos que más destacan a un hombre es el reloj que porta. El reloj confiere presencia, personalidad y seguridad. Es quizá, junto con el traje y los zapatos, el elemento que más le caracterizan y que le abren las puertas de muchos entornos formales y de negocio. El hombre de hoy en día tiene que estar preparado, y un reloj de marca identifica a un hombre preparado.

Después de algunos años de duro trabajo, conseguí finalizar un doble grado en Periodismo y Ciencias Políticas y también he conseguido finalizar recientemente un máster en Comunicación Política. Llega la hora de buscar trabajo, una tarea nada sencilla y que sería imposible de conseguir si no se tiene una presencia intachable. Tenía que estar preparado para ello y disponer de una serie de elementos sería indispensable para cumplir mi objetivo.

Esos elementos suelen estar ligados a la ropa con la que uno suele acudir a trabajar o a una entrevista de trabajo. En mi caso, ya disponía de uno de ellos: el traje. Sin embargo, como no basta solo con ello, siempre tuve que seguir pensando en cómo mejorar esa primera impresión que causaba a los demás. Pensaba que teniendo presente siempre esta máxima, aumentaría el número de posibilidades que tenemos para lograr un puesto de trabajo. Esto es algo que sigo pensando a día de hoy y gracias a mi experiencia personal.

Como decía, tenía el traje. Pero me faltaban más cosas y, entre ellas, un buen reloj. Teniendo presentes todas esas cuestiones que aporta el reloj en un hombre, hacerse con uno resultaba muy importante desde mi punto vista. Por tanto, empecé a ahorrar para comprarme uno y a mirar lugares en los que pudiera hacerlo al mejor precio.

Visité varias de las joyerías de mi ciudad, pero me fui espantado porque los precios a los que se vendían los relojes me parecían más caros de lo habitual dentro de un mercado como éste. Entonces, escuchando a varios de mis amigos hablar de compras es Internet, me pregunté si no estaría en la red la solución a mi demanda. Intrigado, me puse ante el ordenador para descubrir si podría adquirir un buen reloj a un precio no demasiado caro en ese medio.

MV Joyeros, el tesoro que quería encontrar

Efectivamente, descubrí a alguien que me iba a proporcionar el objeto por el que suspiraba. Se trataba de MV Joyeros, una joyería destacada gracias a la variedad de artículos que se ofertaban (especialmente relojes de muy diversas marcas) a un precio competitivo y que era completamente diferente a lo que yo había visto en los establecimientos de mi ciudad.

Recuerdo que no fue nada fácil tomar una decisión acerca del reloj que quería. Finalmente, terminé escogiendo uno de la marca Lotus, que pensaba que me quedaba fenomenal y combinaba con los zapatos que normalmente solía usar. El proceso resultó muy sencillo. Solo tuve que añadir el reloj al carrito y esperar que llegara a mi propia casa, algo que no se extendió demasiado tiempo.

¿Sabéis cuál es mi situación laboral en la actualidad? Estoy contratado en la redacción de uno de los periódicos más importantes de este país. Me ha ido bien y, de hecho, conseguí el trabajo después de la primera entrevista de trabajo a la que acudí después de tener el reloj. Sé que de no ser por todas las capacidades que he adquirido con mis años en la Universidad no tendría el cargo que tengo en la actualidad, pero también sé que la apariencia es importante y que en mi caso objetos como los que tengo son fundamentales para ganarme la credibilidad de la gente.

Nuestros complementos son importantes. Todo lo que tenemos significa algo a ojos de quienes nos rodean. Vivimos en una sociedad en la que la imagen es muy importante y hay que saber cómo cuidarla y asearla para causar buenas impresiones al mayor número de personas. Ese es el principio del éxito.

shutterstock_391619167reducida