Soluciones económicas contra la crisis

Existen soluciones para paliar los efectos de la crisis económica. Siguiendo algunos consejos prácticos como estos que se proponen aquí se pueden ahorrar algunos miles de euros al año. Muchas veces se trata de pequeños cambios en nuestro modo de vida que nos pueden facilitar la supervivencia.

 Cesta de la compra

  • Hacer un presupuesto previo contribuye a que la lista de la compra se adapte mejor a nuestras necesidades y, según algunas asociaciones de consumidores, permite ahorrar entre un 30 y un 40%. Elaborando un menú semanal, evitaremos comprar de más o de menos. Existen aplicaciones para móviles como Supertruper que ayudan a ahorrar en la lista de la compra.
  • Suprimir de la lista de la compra productos innecesarios, como refrescos, snacks, bocadillos, etc.
  • Seleccionar bien el supermercado. La OCU ha elaborado un ranking de las cadenas más baratas, que se puede consultar.
  • No ir al supermercado en momentos de inestabilidad emocional (euforia o depresión) o cuando se tiene hambre. Tampoco acudir acompañado de niños, quienes pueden influir en las decisiones de compra.
  • Comprar los productos de marcas blancas y aprovechar las ofertas.
  • Elegir alimentos de temporada. Los productos fuera de temporada, como las frutas, suelen ser más caros.
  • Comprar la carne en piezas enteras, para cortarlas o filetearlas nosotros en casa. No consumir carne un día a la semana, y aprovechar otras alternativas más económicas y sanas para nutrirnos de proteínas.

Ropa

  • Clasificar la ropa que tenemos en el armario en cuatro montones: para conservar, para reparar, para donar y para tirar, y proceder en consecuencia.
  • La mayoría de la ropa del armario debe ajustarse al clima dominante en nuestra zona geográfica y a nuestro estilo de vida.
  • Comprar ropa que nos quede bien, se ajuste a nuestros gustos, pueda combinarse con todo tipo de prendas y dure. Pero no debemos quedarnos con una prenda solo porque creamos que nos sienta bien.

Consumo de energía

  • Buscar la tarifa más económica tanto para la luz como para el gas. En el mercado libre se pueden encontrar ofertas conjuntas de ambos suministros. En Internet existen comparadores que permiten comprobar la diferencia entre las distintas tarifas.
  • Verificar si la potencia de luz contratada responde a nuestras necesidades reales, ya que está muy extendida la práctica de dotar a las viviendas de más potencia de la que necesitan.
  • Reemplazar las bombillas incandescentes por las de bajo consumo.
  • Comprar electrodomésticos de clase A, de mayor eficiencia energética.
  • Utilizar eficientemente los electrodomésticos. Se recomienda que los lavavajillas y las lavadoras funcionen a plena carga, y las últimas con programas de agua fría. Quitar frecuentemente la escarcha del congelador. En la cocina, utilizar tapaderas para que no se pierda el calor. Emplear preferiblemente el microondas antes que el horno. No dejar la televisión ni otros aparatos electrónicos en stand by.
  • En invierno, aislar bien las ventanas para impedir que se pierda el calor de la calefacción en el exterior. Se recomienda mantener la temperatura a unos 20 ºC. En cualquier caso, cada grado más de temperatura supondrá un gasto del 8% de energía. Por la noche se puede bajar el termostato a 16ºC.
  • En verano, la temperatura recomendada para el aire acondicionado se situará entre 23 y 25ºC. La diferencia con el exterior no debería superar los 10-12ºC.

Telecomunicaciones

  • Elegir la tarifa de teléfono fijo, Internet y móvil más adecuada a nuestros hábitos de consumo. Tratar de hacer un pack con las diferentes líneas para negociar tarifas más económicas.
  • Utilizar algún comparador de tarifas en Internet para analizar las ofertas de cada operador. Por ejemplo, DoctorSIM analiza el consumo de móvil y lo compara con las ofertas de otras operadoras.
  • Comprobar las ofertas de la competencia y tratar de negociar nuevas condiciones con nuestro operador.
  • Buscar números alternativos más económicos a los 900 que nos proponen las instituciones y las empresas.  En Internet existen aplicaciones como “No más números 900”, que nos los pueden proporcionar.

Automóvil

  • En los precios de los combustibles existen más diferencias de lo que parece. El portal de Internet http://geoportal.mityc.es/hidrocarburos/eess/, del Ministerio de Industria, Energía y Comercio, informa de las estaciones de servicio más económicas en cada zona. La aplicación Gasolineras España también nos ayuda a encontrar la gasolinera más barata y nos indica cómo llegar hasta ella.
  • En Internet existen comparadores de seguros de coche que nos permitirán comprobar que nuestra póliza actual es la más económica. Con estos datos tendremos más fuerza para negociar con nuestro corredor de seguros.
  • Si necesitamos dinero líquido, existe la opción de empeñar el coche en empresas como Global Car, con o sin custodia. Se tasará el vehículo y recibirá entre el 60 y el 80% de su valor. En el primer caso, incluso podremos seguir utilizando el vehículo.

Vacaciones y ocio

  • Para viajar más barato, es conveniente planificarlo todo con antelación, comparar precios de los medios de transporte y los hoteles y aprovechar las ofertas.
  • Cambiar las fechas de las vacaciones para que no coincidan con temporada alta, pues de todos es sabido que en esta época los precios son mayores y existen más problemas para encontrar alojamiento y reservar vuelos.
  • Invitar a la gente a casa en vez de salir de restaurante o discoteca.
  • Salir a comer de restaurante solo cuando se encuentre una buena oferta. En Internet existen portales que nos ayudarán a buscarla.
  • Las administraciones públicas, en especial los ayuntamientos, ofrecen numerosas actividades culturales y de ocio gratis. Consultar la programación.

 

Deja un comentario