Un regalo incómodo

¿Sabéis ese incómodo momento cuando tenéis que hacer un regalo y quedar genial pero no os apetece nada en absoluto? Pues eso es lo que me pasa a mí justo en este momento. Mi cuñado y su mujer han tenido un bebé precioso, una niña guapa, pero guapa, guapa (que no sé a quién narices ha salido). Para ir adelantando boca os diré que he encontrado plegaria a mis súplicas porque he encontrado estos pendientes de oro para bebés que son, baratos no, lo siguiente.

La situación es la siguiente: el hermano de mi marido ha sido, es y seguirá siendo siempre un interesado. Sólo nos busca cuando quiere o necesita algo y luego si te he visto no me acuerdo. Su mujer, con la que lleva unos cuatro años aproximadamente, es más de lo mismo. Una niñata que parece no haber pasado de los 15 años ( a pesar de ir ya por la treintena) que sólo te busca por interés, y además ni lo disimula. Todo eso hace que les tenga un poco de manía, a ambos, y aunque la niña en cuestión no tiene culpa de nada, tanto mi marido como yo sabemos que teniendo los padres que tiene va a ser una niña repelente e interesada, pero ese es otro tema.

El caso es que, siendo la única sobrina de mi marido hay que quedar bien, pero no queremos gastar mucho porque, literalmente, no nos apetece gastar demasiado en ellos y hemos encontrado lo que buscábamos en Factor Chic. Regalar pendientes de oro es siempre quedar como un rey porque, el oro es oro, y a una niña recién nacida a la que seguro que le van a hacer los agujeros de las orejas lo mejor que se le puede regalar de oro son: pendientes. Así de simple y aparentemente caro a la vez pero, en realidad, barato de narices.

En Factor Chis hemos encontrado pendientes de oro, con circonitas, pendientes argyor, de dibujitos, con perlitas, con flores… de mil diseños diferentes y están a la venta desde 17,58 euros. ¿Es o no es todo un hallazgo? Le voy a regalar unos pendientes a mi “sobrina” por menos de 18 euros, voy a quedar como una reina y los papás van a estar más contentos que las maracas de Machín.

Si cuando yo digo que soy buena buscando en Internet las mejores gangas es por algo.

Fijaros si soy buena que hasta encontré un post en un blog muy interesante sobre regalos para papás primerizos y el caso es que estuve a punto de comprar alguno de esos regalos para dárselo a mi cuñado y darle a su mujer en las narices porque para ella no habría nada pero luego pensé que eso lo único que haría es crear rencillas y pensé que mejor los pendientes.

shutterstock_350715221reducida

Regalos para papás primerizos

Pero las ideas eran realmente interesantes. Por ejemplo, un bolso bandolera de estos típicos en los que se guarda de todo para el bebé pero diseñado en gris con bolsillos, un estilo muy masculino y elegante para que los papás puedan llevar los bolsos sin quejas.

También vi unas camisetas de estas llamadas “canguro” que suelen llevar las mamás pero para los papás, lo que me parece todo un acierto porque parecía que sólo hicieran este tipo de productos pensando en la mujer, como si el hombre no pudiera cargar con su hijo o hija en brazos como el que más. O la típica mochila portabebés.