¿Cómo elegir una buena inmobiliaria?

La elección de una buena inmobiliaria en un primer momento puede parecer más sencilla de lo que es al final. En especial cuando lo que se está buscando es una buena inmobiliaria en cuestión que nos proporcione un precio barato.

Prueba de ello es el ascenso en los precios de la vivienda que deja claro que el sector vuelve a crecer, tanto en obra nueva como en el mercado de segunda mano. El que puedan existir muchas agencias no es sinónimo de que hagan mejores los servicios, pues es un sector donde suelen llegar cada cierto tiempo nuevos profesionales. El caso es que la venta de una casa no es tan sencilla como pueda parecer.

En Segohouse, una agencia segoviana como gran experiencia en el sector creen que los usuarios pueden acertar a la hora de elegir la inmobiliaria si se fijan en una serie de requisitos:

Tener experiencia en el sector

Un requisito importante es disponer de gran experiencia en el mercado. Con ello no queremos decir que un profesional del sector inmobiliario que empiece en el sector no vaya a poder hacer una buena compraventa. El caso es que si que puedan aparecer obstáculos en este sentido.

Valor real de mercado

Otro aspecto que tiene gran importancia cuando se elige inmueble es que las valoraciones se encuentren en un valor de precio real de mercado. La valoración del inmueble es por lo general el primer contacto directo de un particular con la agencia en cuestión. Aquí hay que estudiar la situación del mercado, como se encuentra la vivienda y donde se encuentra situada para el establecimiento del precio de venta.

Otro aspecto importante cuando se elige inmobiliaria para la venta de un piso es que las valoraciones encuentren al precio verdadero del mercado. La valoración del inmueble es el contacto directo

Cuando un vendedor confía en la inmobiliaria, es porque lo que hace es ofrecerle un precio más alto y puede sentirse como si le hubiesen engañado cuando no logre venderlo a este precio.

Pese a que los propietarios son los que toman la decisión del precio al final, el agente dene asesorar al cliente sobre el precio que mejor se ajusta al estado actual del mercado.

Profesionales de confianza

La necesidad de profesionales que tengan la debida cualificación y que nos den la debida confianza, hace que los trabajadores deban conocer la totalidad de procedimientos que se necesiten para la compraventa en las viviendas.

Para saber cómo realiza su trabajo de agencia a diario, o mejor es hacer una consulta de las reseñas que tienen en Google, para ello lo mejor es echar una ojeada a las valoraciones. Cuando una agencia tiene bastantes opiniones negativas lo normal es pensar que no es la mejor opción para depositar la venta de nuestra casa o apartamento.

Inmobiliarias sin comisión

Si existe algo fundamental en que debemos pensar es en lo que nos costará la venta del inmueble. Las inmobiliarias clásicas van a cobrar una comisión que oscilará entre el 3% y el 5% del precio final de la propia venta, lo que será una suma importante, además de que deberemos pagar la plusvalía de nuestro municipio.

Al revés de como funcionan las agencias de toda la vida, ahora hay inmobiliarias que no cobran comisión, lo que hacen es cobrar un precio fijo establecido por la venta del inmueble. En este sentido, lo que debes hacer es preguntar por el inmueble sin compromiso y en la inmobiliaria de que se trate te informarán.

Además tampoco hay que olvidar lo importante es que es leer la letra pequeña, de tal forma que sepas los servicios que vienen incluidos, pues en muchas ocasiones lo que hacen este tipo de inmobiliarias es contar con algunos servicios extra que se deben pagar aparte, caso de las visitas.

Optar siempre expertos del sector inmobiliario

Podemos concluir diciendo que son muchos los servicios en relación con la compraventa de los inmuebles en cuestión. Para ello hay que dedicarle su debido tiempo y no dudar en preguntar a las respectivas inmobiliarias en el caso de que algo no esté claro.

Por lo general, la financiación es un problema importante que suele encontrar el comprador en cuestión. Una vez se encuentre la venta del piso, se producirá de manera bastante más rápida.

Además, hay inmobiliarias que tienen una clara decisión de respetar los certificados de eficiencia a nivel energético, pues se pueden llegar a ofertar servicios de profesionales que estén especializados en temas como las reformas. Al final todo se resumen en responder a las necesidades que puedan tener los usuarios.