Consejos antes de comprar electrodomésticos

Comparte este articulo

Los electrodomésticos nos hacen la vida mucho más confortable. Todos los años se sustituyen en nuestro país cerca de 3 millones de ellos. Según una encuesta del INE, el principal electrodoméstico de los grandes es el frigorífico y la lavadora, que se encuentran en casi todos los domicilios. Si hablamos del pequeño electrodoméstico, el que más está más presente es la plancha para la ropa, a la que le sigue el microondas y la batidora.

En cuanto a la vida útil de los electrodomésticos, es bastante superior en algunas ocasiones a la década, por lo que cuando se compran nuevo o si se quiere sustituir a los antiguos, lo mejor es reflexionar sobre los muchos aspectos que te vamos a contar para que los tengas en cuenta.

Un electrodoméstico en cada sitio

Lo mejor es optar, como nos comentan los profesionales de megahogar en base a su experiencia, es que se adapte al emplazamiento en donde se vaya a encontrar, que puede ser la cocina, el salón o los dormitorios. De la misma forma deberá adaptarse a la clase de energía disponible en el hogar y que pueda adaptarse al de tu casa. No es igual un aparato de televisión destinado al salón de un apartamento que al de una casa de verano.

Consumo energético

Debemos valorar el consumo de energía del aparato a una serie de años futuros. Piensa que algunos grandes aparatos de gama blanca funcionan de manera continua y consumen energía durante muchos años. Otros electrodomésticos como las teles o los aires funcionan de forma intensiva.

El consumo energético por ciclo de uso

La eficiencia de energía. Comprar un electrodoméstico que tenga una letra A va a demanda un mayor gasto inicial, pero a la larga se compensará con menos consumo de energía en su vida útil.

Selecciona el electrodoméstico que mejor se adapte a tu estilo de vida y a las necesidades que tengas. No hay que confundir el tamaño con que sea mejor, si las personas que lo van a usar no sea el necesario para acompañar al tamaño del electrodoméstico.

Si así ocurre, aunque el aparato sea eficiente, el consumo puede que sea superior al de un aparato menos eficiente, pero con menos capacidad para las propias necesidades reales.

Suministro energético

El electrodoméstico, con su simple nombre nos dice que la gran parte funciona mediante electricidad, aunque habrá casos donde existan alternativas con otros tipos de fuentes energéticas, caso del gas natural.

Consulta y compara precios en Internet

Para ello deberás buscar información en tiendas de electrodomésticos de cara a elegir la solución mejor antes de optar por un electrodoméstico en particular.

Instalar y retirar el electrodoméstico viejo

Si adquieres un electrodoméstico en una tienda física o en la red de redes, pide que lo hagan y la forma en la que deben hacerlo.

Atención a las compras de segunda mano

No adquieras un aparato de segunda mano, salvo que haya garantía de la antigüedad que tenga el aparato. En estos casos, lo mejor es revisar el estado general, probar su funcionamiento, y pactar una garantía de como mínimo un mes con el vendedor, pues una vez que lo pongas en marcha puede que tengas sorpresas.

Debes saber que una cosa van a ser los electrodomésticos que tengan alguna clase de tara o golpe en el transporte que ya no se van a vender como nuevos. En este sentido hay tiendas especializadas en electrodomésticos nuevos que tienen golpes.

La estética no lo es todo

Antes de adquirir, deberás prestar a otros aspectos, caso del ruido del electrodoméstico, que como sucede en las lavadoras o aspiradores, suelen generarnos multitud de disgustos. La información verás como aparece en las etiquetas de energía y se va a medir en decibelios.

Electrodomésticos y medio ambiente

Al final, los electrodomésticos que se dedican al lavado de ropa o de las vajillas, usan detergentes de tal manera que respetan el medio ambiente. Por ello, lo mejor es seleccionar programas de lavado corto a reducida temperatura.

No dudes en limpiar y quitar la escarcha que pueda haber en las paredes del congelador o del frigo cada 6 o 12 meses para que se reduzca el consumo. También puedes adquirir un aparato de los denominados de última generación que tenga “no frost”, los cuáles no generan escarcha.

Tampoco debes olvidar apagar estos aparatos cuando están en la posición de stand by (el clásico pilotito rojo que se queda encendido cuando se apaga). A ello se le llama consumo fantasma y puede llegar a costar bastante dinero.

Más para explorar

Compras

Una cachimba, una buena compra para disfrutar con los amigos y la familia

Hoy en día podemos comprar en todo el mundo todo aquello que nos imaginemos, sin embargo, muchas veces no es necesario salir tan lejos o comprar algo muy caro para disfrutar con los amigos y la familia. En este sentido, en este post de hoy os queremos hablar de la cachimba y es que este producto es tan interesante como múltiples opciones de uso y disfrute nos ofrece.