Decoración de baños

Los baños, del mismo modo en el que lo hace cualquier otra estancia de la casa, pueden sufrir un cambio brutal, tanto para bien como para mal, solo ayudándote de la decoración que podemos usar en ellos. Muchas personas creen que solo podemos dar un nuevo toque a nuestro aseo cuando llamamos a profesionales del sector y les solicitamos una reforma, cambiando azulejos, muebles, lavabo y ducha o bañera, pero la realidad es que esto no es necesario. Solo hace falta un poco de creatividad y algo de tiempo.

Por ejemplo ¿sabéis que existe un tipo de pintura especial para azulejos? Puede que la hayáis visto en grandes almacenes tipo Leroy Merlín o similar y penséis que eso no puede quedar del todo bien ¿verdad? Pues ese pensamiento es un craso error. Ese tipo de pintura, aplicada con paciencia, una buena brocha para esquinas y juntas, y un rodillo especial para ese tipo de material, puede quedar maravillosamente bien. Si tienes un baño anticuado, con azulejos esmaltados del año de la polca e incluso con motivos decorativos en ellos, esta opción es tu salvación. El bote de pintura no cuesta más de 50 euros y si el baño no es demasiado grande tendrás suficiente o, como mucho, tendrás que comprar un segundo bote. Por 100 euros, puedes darle una vuelta de tuerca al aseo, una actualización económica.

Ideas para baños pequeños

En un baño de pequeñas dimensiones es posible que no podamos hacer virguerías, pero seguro que tenemos algún rincón en el que podamos poner una pequeña planta de plástico ¿o no? Tal vez encima del lavabo, en el suelo al lado del retrete, o encima de un estante. Las plantas de plástico son perfectas para dar un toque de color al aseo sin necesidad de necesitar demasiado espacio y, al ser de plástico, soportarán toda la humedad y calor que desprendan tus duchas.

Menos es más, así que no te compliques mucho queriendo llenar todo de detalles. Tal vez un cuadro bonito si tienes una pared vacía y una pequeña planta es suficiente para conseguir ese toque personal. Si buscas algo que llame aún más la atención, puedes optar por hacerte con un juego de toallas personalizadas para usarlas cuando tengas visita. Puede parecer una tontería, pero en aseos en los que no puedes hacer mucho, tanto por espacio como por economía, conseguir ese toque especial con el textil puede ser suficiente. Yo compré las mías en Más que Toallas, y os recomiendo también las alfombras. Echad un ojo.

El espejo, además, puede ser tu gran aliado. Por ejemplo ¿sabías que el espejo refleja la luz natural? Si tienes suerte y tu baño dispone de una ventana, por pequeña que sea, e instalas un espejo justo en el lado contrario, conseguirás una gran luminosidad. Además, los espejos maxi agrandan la estancia, al menos en apariencia, y eso es fantástico cuando dispones de pocos metros cuadrados.

Las lámparas colgantes también son ese elemento perfecto para decorar pequeños cuartos de baño ¿por qué? pues básicamente porque no ocupan espacio, cuelgan del techo, y pueden ser la combinación perfecta entre eficiencia energética, iluminación y decoración.

Organización

Los muebles de baño abiertos, tipo leja o estantería, pueden quedar perfectos para las revistas pero no para mantener el orden en un aseo doméstico. Los muebles cerrador te permitirán guardar todo aquello que no queda bien a la vista como gomas elásticas para el cabello, pinzas, medicinas, cuchillas de afeitar, etc. Si quieres tener, a modo decorativo, una estantería hazlo, y ponla bien mona con un par de toallas enrolladas y una planta o un letrero que diga “Bathroom”, pero para organización y limpieza opta por los muebles de baño cerrados.

Y dentro del espacio de ducha, lo justo. Puede que te dé por comprar mil champús diferentes, o cremas del cuerpo, o geles, o mascarillas para el pelo… pero no puedes usarlas todas a la vez ¿a qué no? Guarda lo que no esté en uso en los armarios y deja solo aquello que estés usando en las lejas del espacio de la ducha. Elige accesorios ligeros, fáciles de limpiar y de calidad, como las cestas de rejilla que puedes colgar y pegar con ventosas sin dañar los azulejos.

¿Y tú, qué consejos nos darías para decorar un baño con poco dinero?