El lujo a tu alcance de segunda mano

No todos tenemos la posibilidad de tener un bolso de Doce & Gabbana en nuestro armario, ni unos zapatos de Manolo Blanik o un traje de Armani y, en realidad, tampoco es necesario. Ahora bien, ¿es algo malo que los que nos gusta la moda soñemos con tener alguna de estas piezas? Obviamente, no. De hecho, al mismo tiempo que me parece innecesario, me parece totalmente comprensible y por eso no me ha sorprendido la proliferación de aplicaciones y páginas web de moda de segunda mano que ha nacido en estos últimos años.

Empezó, probablemente, la conocida Wallapop, pero de un modo generalista. En esta aplicación podemos ver en venta desde coches de segunda mano hasta muebles o prácticamente cualquier tipo de pertenencia que pueda tener el propietario de la cuenta en dicha aplicación. De hecho, se han llegado a  vender cosas tan extrañas como almas a cinco euros, amor al módico precio de seis mil euros, o compañeros para hacer deporte  con precio a convenir. También, encontramos cosas interesantes para la historia española como el periódico de cuando murió Franco (La Vanguardia) por 20 euros, o billetes y monedas de la etapa republicana.

Ahora bien, a los amantes de la moda lo que nos interesa son esas aplicaciones creadas por y para la venta de ropa y, en este sentido, la más famosa es Chicfy y su “guapi”, un anuncio fantástico por el que deberían dar un premio a su creador, ya que gracias a su pegadiza música y el humor con el que juegan los protagonistas del anuncio, esta aplicación se ha hecho famosa a en tiempo record. No obstante, cabe destacar que esta aplicación, al igual que la nueva Vinted, vende todo tipo de ropa de segunda mano y eso, aunque puede resultar muy interesante, no ofrece la posibilidad que muchos de nosotros estamos buscando: las grandes firmas.

Entonces ¿dónde podemos conseguir esos productos que estamos buscando y que no localizamos en estas aplicaciones más generalistas? Daisy Market ha encontrado la web perfecta (ya me lo agradeceréis más adelante) en Avebennu.

La plataforma que nos llena de lujo

Avebennu es una plataforma de compra-venta de moda online pensada para que aquellos que quieran vender sus prendas de lujo (grandes firmas) tengan un espacio en el que anunciar sus productos sabiendo que les respalda la seguridad de una empresa seria y eficaz.

El sistema es muy similar al de las aplicaciones tradicionales. El vendedor debe hacer fotografías del producto que desea vender y mandarlas a la plataforma online con una breve descripción que incluya la marca, medidas, defectos (si los hubiere), la ausencia o no de la etiqueta, etc.

Posteriormente Avebennu sube las imágenes con la descripción a su tienda online y las promociona en diferentes formatos. Una vez que se haya vendido la prenda, con total seguridad tanto para el comprador como para el vendedor, el vendedor debe enviarla de forma gratuita a la sede de Avebennu donde sus expertos certifican que es tal y como se describía en el anuncio. Si esto es así, el propio Avebennu  se encarga de enviar la prenda al comprador al tiempo que el vendedor recibe su dinero.

Solo productos de lujo

Pero como decíamos, solo se aceptan prendas, complementos y accesorios de grandes firmas. Eso unido a la revisión que los expertos hacen del producto antes de enviarla al comprador, garantiza que la prenda no es una imitación, que es de calidad y que llegará en perfectas condicione, sin ningún tipo de estafa para ninguno de los implicados. Además, esto convierte a Avebennu en el espacio perfecto para todos aquellos que soñamos con tener ciertos productos de grandes firmas que no podemos pagar en las boutiques tradicionales.

Actualmente cuentan con lencería, ropa de hombre y mujer, calzado, bolsos, joyas y relojes de firmas como Hoss,  Max Mara, Moskada, Cashemere, Loewe, Carolina Herrera o Bvlgari entre otras. Personalmente me he enamorado de una camisa de Hoss súper elegante, de mangas transparentes, que cuesta 90 euros en Avebennu. Un precio que sería el triple como mínimo en cualquier boutique tradicional, y creo que ese va a ser mi autoregalo de cumpleaños que, por cierto, es en mayo, por si a alguien le interesa….