Ideas para catering y eventos de verano para tu empresa

Con la llegada del verano, el aumento de las horas de luz y el buen tiempo, los eventos al aire libre y la solicitud de servicios de catering para estas ocasiones especiales se vuelven más que populares.

Entre las ideas que más se repiten en estos eventos, son los brunch al aire libre, las fiestas en la piscina y reuniones en terraza, en donde los platillos más pedidos son los refrescantes, ligeros e hidratantes, que nos ayuden a llevar mejor las altas temperaturas propias de esta temporada.

Ya sea una boda, cumpleaños o incluso, los tradicionales eventos empresariales de verano, te daremos algunas ideas para elegir el catering ideal .

Consejos para elegir un catering de verano refrescante y ligero

Catering A Morena, una pulpería en Ourense con años de experiencia en la industria, nos da los siguientes consejos:

Elige productos de temporada 

Debes buscar un catering que trabaje con productos de temporada. De esta forma garantizarás la frescura y naturalidad de los platos, además de ofrecer a los invitados platos que se relacionen con el momento en el que se encuentran. Por ejemplo, en verano se consumen mucho verduras, frutas, pescados, carnes ligeras y por supuesto postres refrescantes.

Entrantes ligeros

Ya sea para pequeños eventos en casas y chalets particulares o para un gran número de invitados como puedan ser bodas veraniegas o reuniones de empresa, debes procurar empezar con unos entrantes ligeros que poco a poco vayan incrementándose a lo largo del menú.

Por ejemplo, puedes empezar con los tradicionales gazpachos y salmorejos andaluces, llenos de sabor y muy fríos, o puedes sorprender a los invitados y apostar por nuevas versiones como puedan ser la de cereza o sandía, que te aseguramos son una delicia.

También puedes optar por las sopas frías, como las famosas vichyssoises, que puedes acompañar por cucharadas de coloridas ensaladas de quinoa y cuscús, que además de ser muy refrescantes, no dejarán a tus invitados con esa desagradable sensación de pesadez.

Por último, también se pueden hacer ligeras salsas de yogur y queso que de seguro que serán la sensación entre todos los asistentes.

Refrescantes cocteles

No pueden faltar los cócteles de marisco, tartares de atún o salmón y diferentes piezas de sushi, ya que darán ese toque marino al abanico de platos que ofrecemos.

Las estrellas de todo catering

Cuando hablamos de platos más contundentes, te aconsejamos apostar por algunas patatas aliñadas con especias; o, perfecto para el verano,  una buena cucharada de paella, uno de los platos más demandados durante la época estival y que siempre gusta a todos.

Pescados o carnes ligeras como principal

Para los platos principales se debe intentar huir de los platos contundentes o muy calientes, que son más propios del invierno, y mejor optar por pescados o carnes más ligeras como el pollo o pavo, los cuales harán más fácil la digestión y que bien cocinados harán las delicias de los invitados más críticos.

Bebidas frías

Como es lógico en un catering en verano en Madrid, donde las temperaturas son altas incluso una vez que llega la noche, no debes olvidarte de las bebidas.

Además de los tradicionales refrescos, podemos atrevernos a ofrecer sorbetes y granizados que, junto a las originales aguas de sabores, como por ejemplo la que tiene un toque de limón, nos ayudará a luchar contra las altas temperaturas.

Los postres no pueden faltar

Los postres, además de los helados en todos sus sabores y versiones, como las brochetas de frutas, son fáciles de comer y refrescan a todos. Por supuesto, está de más recordarte lo populares que son entre los niños.

Cierre de oro 

Para finalizar tu evento, nada mejor que seguir hasta que el cuerpo aguante con un buen servicio de coctelería, en la que expertos cocteleros elaboren al instante mojitos, margaritas y daiquiris, entre otros.

Eventos para empresas

De entre todos los eventos que podemos hacer en verano, nos queremos dedicar especialmente a los hechos por las empresas.

Estos varían dependiendo de las peculiaridades de cada empresa y los objetivos del evento en sí. En base a esto es que debemos planear el encuentro, intentando no dejar ningún cabo suelto, y estar alineados con los valores de la compañía y las expectativas de socios, clientes y trabajadores.

Así que ya sea que te quieras dar a conocer más, quieras agasajar a tus socios o premiar a  tus empleados por el esfuerzo realizado, aquí te tenemos algunas ideas para inspirarte:

En la unión está la fuerza

Cuando suben las temperaturas a veces los equipos se relajan, además que la llegada de las vacaciones puede infundir algo de desmotivación en los que tienen que quedarse en la oficina.

Para evitar el bajón y sus efectos en la productividad, es una buena idea para la empresa la de realizar un divertido encuentro veraniego. Por ejemplo, con una fiesta para agradecer por el trabajo realizado, el esfuerzo que se ha puesto en el día a día y los objetivos alcanzados. Para lograrlo, te proponemos:

  • Organizar actividades que los llenen de vibraciones positiva, como baile, yoga o pilates. Y solo incluye competiciones, si son sanas y enfocadas en pasar un rato divertido.
  • Ofrece una selección de bebidas y alimentos muy sanos, preparados con cariño y totalmente alineados con el objetivo de este encuentro.
  • Termina el día con todos los asistentes sentados a una larga mesa, como una gran familia, para tener ocasión de disfrutar de la buena compañía y de los mejores platos.

Fiesta en el trabajo

Es probable que, a diario, tus empleados saluden en el aparcamiento a trabajadores de otras empresas que se sitúan en la misma torre de oficinas o en la misma calle. Igual incluso podría suceder que algunas de esas organizaciones fueran clientes, proveedoras o socias de tu negocio.

Pensando en esto, podría ser una excelente idea hacer una fiesta en la oficina a donde se pueda invitar a todos. Algunas ideas muy divertidas para incluir son:

  • Elegir una zona común, con capacidad suficiente para albergar a todas las personas que se espera que acudan. Puede ser en el mismo edificio, en plena calle, si existe esta posibilidad, o, quizás, trasladando el encuentro a otro lugar, de forma que se pueda invitar a la mayor cantidad de gente y hacer diferentes y divertidas actividades.
  • Propón una temática que satisfaga a todo el mundo y que cale. Por ejemplo, podría ser celebrar el verano, o alguna fecha importante para la empresa o de la temporada, lo que además te permitirá repetirlo cada año.
  • Habla con un servicio de catering. Por ejemplo, si tienes muchos invitados, se puede hacer una zona con foodtrucks, o montarse diferentes puestos y bodegones. Incluso, sea cual sea tu número de invitados, la cocina en directo siempre es una alternativa a considerar.
  • Debes incluir música y espectáculo. Para garantizar el entretenimiento podrían contratarse los servicios de acróbatas de circo, malabaristas, contorsionistas y músicos que, en vez de estar quietos, avancen tocando entre la gente, como en un desfile al que todo el mundo pueda unirse espontáneamente. Además no puedes olvidar que es una excelente ocasión para hacer una exhibición de los productos o servicios de tu empresa.

Evento de reclutamiento

El objetivo de este tipo de eventos, sea la estación que sea, es el de captar nuevos talentos y llegar a esas nuevas generaciones de donde saldrán los líderes ejecutivos del mañana.

En este caso, el factor sorpresa juega un papel muy importante, además de que todo el entretenimiento y el catering debe estar alineado con los gustos y preferencias de este público joven al que se quiere llegar.

Hay que tener en cuenta que se trata de generaciones más exigentes y digitalizadas, por lo que la planificación deberá atender a estos rasgos que los definen. Algunas buenas ideas para esto son:

  • Combinar la tecnología y la innovación en toda la propuesta. Para esto puedes valerte de formatos audiovisuales como los de realidad virtual y aumentada; además de presentaciones de catering arriesgadas donde el color, los efectos especiales, como el humo; y las puestas en escena capten toda la atención de los asistentes, impresionándoles.
  • Fomentar la cercanía, cautivándoles y atrayéndoles hasta hacer que quieran formar parte de la empresa y convertirse en uno más. Por eso, el tono futurista tiene que equilibrarse con altas dosis de personalización. Para esto se pueden utilizar desde detalles individuales que puedan llevarse a casa, como unas galletas decoradas con el logo de la empresa, a la creación de espacios, donde conocer de cerca a profesionales en plantilla.
  • Inspira. La belleza, la armonía y los elementos que dan sentido a la temática elegida como motivo central del evento son claves en la planificación de esta jornada. Incluso, los detalles que, aunque a primera vista puedan parecer insignificantes, podrían acabar convirtiéndose en un elemento diferenciador de nuestra marca. Aprovecha todo lo que puedas para reflejar los valores de tu empresa y mostrar lo mejor del día a día dentro de la misma.