Cómo hacer que tu chimenea de leña sea más eficiente y sostenible

<

Comparte este articulo

Una chimenea de leña es una gran opción para pasar los fríos meses de invierno. La leña es biomasa, proveniente de restos de podas de limpieza de bosques o cultivos, lo que permite reutilizarla. Esto hace que este sistema de calefacción sea sostenible.

El cálido fuego abriga a estar alrededor de ella para resguardarse del mal tiempo exterior, haciendo que el hogar sea tremendamente confortable.

Pero las chimeneas de leña no suelen ser muy eficientes enérgicamente, ya que sólo el 15% del calor que emite se queda en el interior, mientras que el 85% del calor se pierde por el tubo.

Sin embargo, existen varios trucos para hacer que el calor que emite la chimenea se quede en el interior, permitiendo ser más eficiente al no tener que gastarnos más energía y ahorrar más dinero; y a la vez que emita menos gases, por lo que sería más sostenible.

Los profesionales de Ambifuego nos recomiendan estos trucos especialmente:

Adquirir un amortiguador de garganta o inferior

Generalmente, los amortiguadores de las chimeneas suelen ser de garganta. Éstos permiten controlar el flujo del aire que entra y sale de la chimenea; y retener el calor en el interior de la casa.

Se encuentran en los sistemas de albañilería. Cuenta con un mango de hierro fundido o acero que levanta una gran placa de metal. Esta placa esencialmente abre una puerta que separa la chimenea y la caja de fuego. Los mangos de este tipo de amortiguador pueden ser: póker, rotativo o pivote.

Adquirir un amortiguador de sellado superior

Independientemente de si se posee o no un amortiguador de garganta (que lo recomendable es que sí), es conveniente disponer también de otro amortiguador de chimenea, en este caso, el superior.

Éste se instala fácilmente en la parte alta de la chimenea.

No sólo permite retener el calor en el interior, sino que controla el flujo de aire, facilita la expulsión de combustión y hollín, y evita que penetre en el tubo de la chimenea la lluvia, los escombros o animales pequeños.

Insertar un fireback

Un cortafuegos o chapa de protección, o más conocido como fireback, permite tener más calor producido por la chimenea.

Está fabricado en hierro fundido, permitiendo absorber el calor emitido por el fuego, y devolviéndolo a la habitación.

Además, permitirá proteger del calor a la pared posterior de la chimenea, además de proporcionar una estética general más detallada.

Instalar puertas de vidrio

Las puertas de vidrio son una perfecta barrera para disfrutar del fuego y reducir la emisión de gases, sin perder un ápice del calor producido.

Además, sirven como barrera protectora para niños y mascotas del fuego.

Una ventana al confort.

Utiliza madera ecológica

Que provenga de restos de podas de bosques para hacer cortafuegos, o de cultivos.

También existe un tipo de madera, llamada ecológica. Ésta está fabricada a partir de materiales reciclados que no tienen ningún riesgo e impacto ambiental.

También puedes barajar el uso de pellets ecológicos, que no son más que virutas de madera reciclada y prensada en cilindros. Su quema es muy sostenible.

Quemar madera seca

Procura que la leña que emplees para quemarla en la chimenea esté secada al sol durante al menos seis meses.

Si utilizas leña reciñen cortada, se podría generar más humo mientras se quema. También podría dejar una capa de resina en el tubo de la chimenea, haciendo que sea más contaminante y menos eficiente.

Combinar con un sistema de calefacción

Puedes combinar otros sistemas de calefacción junto con el de la chimenea de leña para calentar tu casa. Por ejemplo, emplear alguna energía renovables como la solar o eólica para calentar el agua de la ducha.

La suma de ambas energías permitirá un ahorro energético y, a la vez, monetario para tu factura.

Sellar la chimenea durante el verano

Es recomendable sellar la chimenea. durante el verano, mientras no se vaya a utilizar. Esto permite que el aire acondicionado no se escape por el tubo y permita su mantenimiento sin ensuciarse.

Se puede sellar con goma de silicona o un sellador inflable.

Instalar un inserto adecuado o una chimenea insertada

Un inserto es una placa o pieza de metal insertada alrededor de la chimenea. Esto permite que, al estar el fuego rodeado del metal, se conserve mejor el calor que emana.

Suelen ser más costosos que una chimenea convencional de piedra, pero la eficiencia energética será mucho más elevada, por lo que valdrá la pena. El calor estará conservado en el interior de la casa, por lo que se evitarán ciertos costes de mantenimiento.

 

¿Conoces algún método más para ahorrar energía con tu chimenea de leña o pellets? Cuéntanos.

Más para explorar

Caprichos

10 autorregalos que convertirán tu hogar en un lugar zen.

Integrar el zen en el hogar va más allá de simplemente decorar con elementos minimalistas o añadir toques de inspiración oriental. Se trata de crear un ambiente que promueva la tranquilidad mental, la conexión con uno mismo y el equilibrio emocional. Desde la disposición del espacio hasta la elección de los muebles y la incorporación de prácticas como la meditación, cada aspecto del entorno doméstico puede influir en nuestro bienestar y calidad de vida.

Moda

Cabello rizado: de vuelta a lo natural

El cabello rizado se ha asociado durante muchos años con la belleza y la individualidad. Sin embargo, en las últimas décadas, muchas mujeres han alisado