Comprar ventanas de aluminio reducirá tu consumo energético

Ahora que ha llegado el frío te has dado cuenta de que por mucha calefacción que pongas, todo el calor se te escapa por tu ventana. Esa porquería vieja que antaño servía como protección, tiene fugas, y ya no sirve para mantener la temperatura de tu hogar. Es hora de cambiarlas. Sin duda, será un gasto con el que no contabas, pero has de entenderlo como una inversión. A partir de ahora, ahorrarás en tus facturas y a la vez, reducirás tu consumo energético lo que contribuye al cuidado del medio ambiente.

Ahora bien, ¿cómo saber qué ventana es la mejor para ti?, ¿cuál de ellas, entre todos los modelos que hay, será la que más se ajusta a tus necesidades? No te apures, en este post, te daremos unas cuantas pistas, para ayudarte a tomar la mejor decisión.

Si necesitas ventanas nuevas y no sabes qué alternativa es la mejor, has venido a buen sitio, continúa leyendo este post. ¡Comenzamos!

Cómo elegir la ventana ideal para tu hogar

  1. En primer lugar has de tener en cuenta que una ventana o puerta es un elemento muy importante en una vivienda que debe poder cumplir con los siguientes requisitos:
  2. Dureza y resistencia.  Si haces una inversión en la reforma, ha de garantizarte la mayor durabilidad para sacar el máximo partido a la inversión realizada.
  3. Funcional. Una ventana sirve para justamente para lo que es. La estética es importante, pero su principal función es la de aislar del ruido, las temperaturas extremas y mantener la temperatura en el interior del hogar.
  4. Fácil mantenimiento. Si te va a dar gastos de mantenimiento o trabajo extra, entonces te complica la vida. Elige otra. Además, sus elementos que no deben de desgastarse asegurando así su correcto funcionamiento.
  5. El tipo de apertura deseado es muy importante, pudiendo ser apertura interior, exterior, oscilobatiente, pivotante, corredera, apertura en forma de libro…
  6. Así mismo, el  material ha de ser limpio y de fácil de mantenimiento.
  7. Seguridad.  Instalar ventanas o puertas con una buena resistencia minimiza los riesgos y además, hay que tener en cuenta que cada hogar requiere un nivel de seguridad especifico, y en función de cada necesidad, se habrá de escoger el producto que más la satisfaga.
  8. Estética: Porque una ventana, además de funcional, es un elemento más de y por lo tanto ha de ser decorativa. Por eso, en Aluminios Franco, cuentan con una amplia gama de productos donde elegir, desde versiones minimalistas hasta modelos con una mayor presencia de perfil.
  9. Sostenibilidad.  Has de asegurarte de que los productos que compras causan el mínimo impacto a tunuestro entorno. En la elección de una ventana es un punto muy importante a tener en cuenta. El uso de materiales 100 % reciclables y favorables con el medio ambiente es un factor fundamental para conseguir un hogar con sello ecológico.

Aluminio, más resistencia, menor mantenimiento e impacto medioambiental

El PVC es un material plástico y como tal es un buen aislante, pero requiere de refuerzos metálicos para reforzar su baja resistencia. Es un material que se deforma por las inclemencias del tiempo, lo cual afectan a la funcionalidad de la ventana. En cuanto a la seguridad, decir que en caso de incendios pueden llegar a ser tóxicas. Además, no deja de ser un producto plástico, un materia cuyo uso es necesario disminuir debido al grave impacto que genera en el medio ambiente.

En cambio, el aluminio es un elemento noble, que permite diseñar y adaptarse a las exigencias requeridas en cada situación. Las ventanas y puertas de aluminio logran sacar el máximo partido de cada caso. Y en cuanto a la estética, los cerramientos de aluminio tienen infinidad de acabados.

Además, el aluminio es un material 100 % reciclable cada vez que se quiera y sin sufrir mermas. La fabricación de aluminio reciclado ahorra 95% de la energía que se utilizó en su primera elaboración.

Pero lo más importante es saber que necesidades quieres cubrir, y a continuación elegir el mejor producto para garantizar su resistencia y la rentabilidad de la inversión.

Ya lo sabes, antes de gastar dinero, analiza tu situación.