La industria 4.0 llega a nuestras vidas para permitirnos ahorrar

Como ocurre con cada una de las cuestiones que nos rodean, todo en la vida va cambiando y avanza hacia un mundo que, entre todos, debemos de conseguir que sea mejor. Esto ocurre en campos como la medicina donde en la actualidad ya se puede operar a un paciente de forma remota, pero no solo en la medicina, sino que nuestros hábitos de consumo también van cambiando y ya comenzamos a primar más la comodidad de que nos traigan nuestras compras a casa a bajar al supermercado o a las tiendas de proximidad. Pero lo cierto es que todos estos cambios de tendencias son posibles gracias a los avances que nos rodean y es que, sin ir más lejos, la tecnología que hemos desarrollado en los últimos tiempos es la que en la actualidad nos está permitiendo que podamos operar a distancia o que compremos a través de nuestro teléfono móvil o tablet. Es por todo ello por lo que a lo largo de las siguientes líneas os queremos hablar de la industria 4.0, la cual ya ha comenzado a llegar a nuestras vidas para permitirnos, entre otras cuestiones, ahorrar.

Si bien, lo cierto es que el término industria 4.0 todavía no está muy arraigado en la sociedad, por lo que es normal que algunas personas puedan llegar a confundir este nuevo concepto de revolución inteligente como la simple implementación tecnología que ya hemos visto en las empresas. La revolución 4.0 o la industria inteligente se diferencia o caracteriza en varios aspectos:

  • Control en tiempo real. Bajo un enfoque global, con equipos completamente conectados, se busca conseguir información de todos los procesos productivos en cuestión se segundos. Esto trae como ventaja una toma de decisiones más oportuna y un mínimo tiempo de respuesta.
  • Una producción virtual. La visión es tener espacios de trabajo tanto físicos como virtuales, que tengan la misma importancia. Todo esto siendo posible gracias a la interconexión de todos los elementos productivos (maquinaria y humanos) a través de redes de internet.
  • Una empresa pensante. Gracias a la cualidad inteligente de los medios, sumada a la interconexión de los sistemas mediante el IoT (el internet de las cosas o Internet of Things en inglés), será la misma industria quien haga los reportes, ofrezca asistencia y se autogestione en la medida de lo permitido, en base a la comprensión de sus propias necesidades operativas.
  • Robótica. La paulatina colaboración del personal humano en áreas de riesgo junto con las herramientas robóticas, que pueda minimizar los daños al equipo. Así mismo adaptado a trabajos tediosos, mecánicos o desagradables.
  • Descentralización. Gracias a la implementación de los sistemas de inteligencia artificial, no se requiere una perspectiva única que coordine la toma de decisiones ya que cada sección involucrada en la producción debería operar de la manera más autónoma posible.

En este sentido, estos son los principios de diseño que rige a una nueva generación productiva de industrias inteligentes, las cuales, en mayor o menor medida, comenzaremos a ver en los próximos meses o años en todas y cada una de las empresas que nos rodean. De hecho, algunas de las compañías más punteras del mercado ya han empezado a implementar estos sistemas y, sin ir más lejos, Tecoi es una de las compañías que más han apostado por esta tecnología, dado que sus sistemas de corte con la ayuda de las nuevas tecnologías generar una precisión que hasta ahora era impensable, por lo que más allá de ser una nueva revolución industrial, la realidad es que muchas compañías podrán aumentar su productividad gracias a estos nuevos recursos que la tecnología les ofrece.

Ventajas de la industria 4.0

Implementar nuevas tecnologías siempre trae comparativas. Esta es la manera en la que entendemos si los cambios son convenientes o no y por esto es bueno recorrer las ventajas y posibles desventajas que se puede apreciar en este modelo de producción moderno. En el caso de la industria 4.0 tan solo es necesario llevar a cabo un simple análisis para ver como las ventajas superan de forma realmente amplia a las desventajas, así, entre otras, las principales ventajas que nos encontramos pasan por:

  • Se brindan productos de mayor calidad con menor precio de producción.
  • Mayor control y conocimientos sobre los aspectos productivos de toda la empresa.
  • Reduce el requerimiento de personal especializado en muchas áreas.
  • Hace más fácil comprender la información en base a reportes más detallados y elaborados.
  • Operaciones optimizadas.
  • Organización autogestionable.
  • Información veraz en tiempo real.
  • Mayor control de los recursos y menos desperdicios.