Las ventajas de las lavanderías autoservicio

Las lavanderías autoservicio cuentan con muchas ventajas que cada vez más sectores de la población terminan descubriendo. Desde la experiencia que atesoran en el sector Lavatur, creen que el gran momento que vive el sector va a seguir creciendo por el gran ahorro de tiempo y dinero que suponen esta clase de lavanderías.

¿Qué beneficios tienen esta clase de lavanderías?

Uno evidente es el ahorro a la hora de hacer la colada, ya que el lavado y secado de la ropa es más económico que en el hogar. El aumento de los establecimientos se debe principalmente a un ahorro que se refrenda haciendo números.

Cuando se pone una lavadora en casa, se pueden lavar unos 8 kilos como capacidad máxima y se realiza en una hora, debiendo sumar además el tiempo de secado de la ropa. En las lavanderías de autoservicio con un único ciclo de lavado se pueden lavar hasta 10 kilos. Una vez finalice el lavado, se mete en la secadora inmediatamente, por lo que en menos de una hora se sale con la ropa lavada y secada.

A la hora de lavar en nuestra casa el gasto de dinero es importante y el gasto de la propia lavadora. Sumemos luz y agua, más la debida inversión en detergente. Además de todo esto, un ahorro grande en tiempo, olvidándonos de esperar a que la ropa se saque al aire libre.

Estos últimos años en España está muy en auge

Parece claro que este tipo de establecimientos han crecido mucho y de manera rápida en nuestro país. En las ciudades es donde se más de nota, pues hay menos tiempo y se ahorra un buen dinero, especialmente en las de mayor tamaño.

Cuando se quiere elegir un establecimiento, lo mejor es optar por los que tengan buena fama por la red o por consejo de amigos y familiares. De esta forma te aseguras de que es un sitio de confianza y si lo eliges cerca de tu casa, ahorrarás tiempo en desplazamientos.

Existen muchas empresas, en especial las de sectores tan populares como el hostelero o el restaurador que necesitan este tipo de servicios, pues así podrás gestionar mejor la totalidad del proceso de lavado. La clientela quiere una gestión que se veloz y de gran eficaz, por lo que es necesaria una apuesta e inversión de gran nivel.

No debemos extrañarnos de que en nuestro país aumenten esta clase de negocios, pues un número cada vez mayor de empresas tienen que delegar la ropa, los accesorios laborales en empresas externas.

En el campo de la hostelería, que es de los más importantes que demandan esta clase de servicio, podemos ver otros demandados por colegios, hospitales y peluquerías. Si delegamos todo ello en una empresa externa, se ahorro bastante en costes finales, en especial en cuanto al agua, luz o en los detergentes.

Si además conseguimos que la ropa esté impecable y ahorramos tiempo que podemos destinar a otros asuntos personales, pues mejor que mejor. No hablemos de los típicos despistes que pueden suceder cuando llegan los típicos días seguidos de mal tiempo, donde todos estos tipos de variables pueden hacer que no podamos contar con todos los manteles o toallas que podamos necesitar.

Las lavanderías de autoservicio acostumbran a recomendar que se usen esta clase de lavadoras para este tipo de negocios. Siempre que sea posible, mejor tener lavadoras profesionales que tengan una capacidad grande, así como equipos complementarios.

Servicio de Lavandería Profesional en establecimientos propios y a otros emplazamientos

Nos parece muy ventajoso este tipo de servicio, especialmente cuando se quiere lavar las prendas en poco tiempo pagando poco dinero por un servicio que realmente hace que ahorremos tiempo sin menoscabo de la calidad.

Cuando se analiza monetariamente los costes de las lavadoras y secadoras de toda la vida domésticas con respecto al de las lavanderías industriales, se hace evidente la gran ventaja que tienen las profesionales.

Muchas veces no pensamos que también deben usarse productos de buena calidad para lavar, tales como suavizantes y detergentes, que permiten un cuidado mejor de las prensas, lo que termine repercutiendo en que las prendas de ropa nos van a durar mucho más tiempo.

Existen servicios en las empresas que se dedican a la lavandería profesional que también transportan, instalan, ponen en marcha, limpia y hasta reparan la maquinaria de las lavanderías de autoservicio, por lo que estamos ante una industria que está creciendo con servicios paralelos.

En este servicio se benefician de que los servicios técnicos funcionan las 24 horas y tienen un personal de lo más profesional y especializado que hace que este tipo de negocios rara vez tengan fallos y que cuando alguna lavadora falla, en poco tiempo vuelve a su funcionamiento o la reparan.

Existe otro servicio que cada vez se ve más en estos negocios de hostelería y restauración, donde lo que hacen es dar la posibilidad de contar con refuerzo para equipos en temporada alta cuando lo necesiten.

Muchos hoteles y restaurantes se ven beneficiados y esto hace que puedan llegar a terminar temporada alta sin ningún tipo de problemas y con grandes resultados, pues de esta forma lo que hacen es automatizar los procesos de lavado, con una mejor gestión del proceso y lograr que las prendas se encuentren en un magnífico estado.

Además de todo, esto, no olvidemos que muchas variantes por parte del clima en temporada alta lo que hacen es hacer de dicho servicio una solución inteligente para poder tener la totalidad de ropa y demás artículos para lavar preparados para dar el servicio necesario.

Si a todo esto le sumamos es el que también hay servicios en los que se sustituye la lavadora en el momento cuando la avería no se puede resolver, desde luego que tenemos un servicio de lo más eficaz.

Las lavanderías de autoservicio y la industria criada con su auge son una prueba más de que la sociedad cada vez demanda mejores servicios y donde la rapidez y el ahorro sean el denominador común en todos los campos, incluido el de le lavandería.