Qué son los motores reconstruidos y cómo ahorrar gracias a ellos

En Daisy Market queremos daros a nuestros lectores los mejores trucos y consejos de ahorro y hoy vamos a hablar de los motores reconstruidos, una forma de ahorrar en reparación de coches y automóviles. 

· Características de los motores reconstruidos 

Pero antes de nada, vamos a explicar qué son los motores reconstruidos. “Un motor reconstruido es un motor en desuso que es desmontado y limpiado rigurosamente para poder comenzar con la reconstrucción del motor. En este motor se sustituyen todas las piezas de desgaste, juntas, cojinetes, válvulas y asientos. Mientras que al resto de componentes se les realiza un proceso de rectificado dentro de las medidas y tolerancias que indica cada fabricante, de no poder respetar las medidas del fabricante se sustituyen por nuevos componentes”, explican desde Reconstruidos Mober, S.L, empresa especializada en la venta de motores de coche reconstruidos.

Después de todo este proceso de reconstrucción los motores son probados para revisar que funcionan de manera correcta y óptima, se analiza si tienen posibles fugas y se estudia si fallan en alguna parte podrían dar problemas con su uso. Esto se realiza con el objetivo de subsanar errores y evitar fallos que pudieran ocurrir en un futuro próximo. En el caso de detectarse posibles errores de funcionamiento en los motores reconstruidos son modificados no sólo para su correcto funcionamiento en la actualidad, sino también para poder alargar su durabilidad y periodo de vida útil. Y así se entrega de la mejor manera posible. 

Es necesario indicar que los motores reconstruidos se componen de diferentes partes o piezas como carter, culata, tapa de balancines, bloque y otros componentes. Y se pueden entregar con o sin distribución. En algunas ocasiones los motores se entregan con partes que se tienen que montar directamente en el motor para que las piezas no se dañen o que se ensucien en el transporte. Así se evitan daños fácilmente. 

También es importante saber que los motores reconstruidos deben ser montados por especialistas. En cualquier taller cuentan con las herramientas y conocimientos necesarios para cambiar el motor dañado por uno reconstruido, pero en ningún caso es conveniente que este proceso no lo realice un especialista. Además, está claro que un mal montaje daña el producto y su garantía. 

Sobre el mantenimiento, los motores reconstruidos no requieren de mantenimiento especial ni adicional al de otro motor. Hay que seguir siempre las recomendaciones de los fabricantes para conservar el motor en las mejores condiciones posibles. Y por supuesto, después del montaje del motor reconstruido en el vehículo habría que revisar los niveles para asegurarse de que se ha realizado de manera correcta y no hay pérdidas. Y no solo después del montaje, también hay que seguir las revisiones normales de cualquier vehículo. 

Otra cuestión muy importante sobre los motores reconstruidos es que tienen garantía. Así que si estás pensando en adquirir este tipo de motor deberías saber que tienen garantía de un año, desde el momento de la compra o fecha de factura. Y que si tu motor reconstruido presenta problemas podrás presentar la factura como garantía para que sea solucionada o solventada. 

· Opta por un motor reconstruido para ahorrar en la reparación 

Y después de ver las características y particularidades de los motores reconstruidos te vamos a indicar que son la mejor opción para ahorrar en la reparación de vehículos. Optar por un motor reconstruido si se ha averiado el de tu coche en lugar de por uno nuevo puedes ahorrarte bastante dinero, incluso cientos de euros dependiendo del modelo de tu automóvil y su fabricante. 

Por supuesto, además del dinero tendrás que estudiar el uso que le das a tu coche, los kilómetros que tiene o los años. Pero está claro que si se ha averiado el motor de tu coche y tienes que reemplazarlo los motores reconstruidos son la opción más económica,  casi tienen las mismas calidades que los nuevos y cuentan con un año de garantía. 

· Hay que tener cuidado 

Como hemos visto los motores reconstruidos se presentan en las mejores garantías posibles, reemplazando las piezas desgastadas y reparando las servibles. No obstante, hay que tener cuidado en los lugares en los que se compra este tipo de productos, ya que no existe una legislación que los regule y se puede caer en engaños. 

Si se adquiere el motor reconstruido en sitios de confianza y profesionales no habrá ningún problema. Pero hay que tener cuidado porque hay algunos “aprovechados” que venden motores reconstruidos que no lo son, sino que simplemente son motores a los que solo se les ha reparado una avería y el resto de piezas ni se han tocado ni se ha estudiado su funcionamiento, ni otro tipo de fallos. Esto hace que el funcionamiento y la durabilidad de un motor usado no sea ni de lejos la misma que de uno reconstruido. 

Así que si optas por comprar un motor reconstruido deberías estar alerta, preguntar por las características del producto, si tiene garantía, consultar los precios del mercado, y sobre todo si cuenta con kilómetros, porque en el caso de los motores reconstruidos el kilometraje es cero. Esto te ayudará a evitar que no te vendan gato por liebre, y a poder diferenciar fácilmente un motor reconstruido de uno usado, porque para nada son lo mismo.  

· También hay en el mercado otras piezas reconstruidas 

En definitiva, los motores reconstruidos son una buena opción para ahorrar en la reparación de tu vehículo, ya que presentan muy buenas calidades y son muchísimo más baratos que los nuevos. Además, deberías saber que no solo hay motores reconstruidos. También en el mercado se pueden encontrar otras piezas de coches reconstruidas como por ejemplo culatas, turbos o cajas de cambios. Por lo que si tienes que cambiar algunas piezas de tu automóvil te puede salir mucho más económico optar por este tipo de piezas, las reconstruidas antes que las nuevas. Consulta a tu taller de confianza si se puede optar por este tipo de piezas para la reparación de la avería de tu coche y consigue calidad al mejor precio posible.